Enormes rostros de divinidades esculpidos en la roca se miran en el espejo de las aguas represadas del Guadiela, a cuatro kilómetros al norte de la villa conquense de Buendía. No son la obra de hombres prehistóricos. Ni de ningún artista contratado por el Ayuntamiento. Son el capricho de dos particulares aficionados a la escultura y el esoterismo. Esto sólo pasa en España.

'Maitreya', obra de Eulogio Reguillo y Jorge Maldonado, esculpida junto al embalse alcarreño de Buendía.

‘Maitreya’, obra de Eulogio Reguillo y Jorge Maldonado, esculpida junto al embalse alcarreño de Buendía.

En 1992, los madrileños Eulogio Reguillo y Jorge Maldonado, dos amigos aficionados a la escultura, se pusieron a labrar a lo loco, sin una idea preconcebida, una peña a orillas del embalse de Buendía. Dada la fecha, les podría haber salido un Cobi o un Curro, pero según herían la roca caliza con cinceles, punteros y rascadores, se les fue apareciendo una faz mofletuda ceñida por una toca. Era una monja. Era La monja. Aquella inesperada sor marcó la tendencia religiosa de las obras que esculpirían en años sucesivos: vírgenes, cruces templarias, divinidades hindúes, chamanes… En total, 18 relieves de hasta tres metros y medio de altura, todos ellos concentrados, como de ejercicios espirituales, en el mismo paraje, a cuatro kilómetros al norte de la villa de Buendía, un pequeño lugar de la Alcarria conquense al que le llueven las obras colosales: la iglesia gótica de mil metros cuadrados, las murallas medievales y la presa que a mitad del siglo XX transformó el río Guadiela en un océano de 1.600 millones de metros cúbicos y 50 kilómetros de costas: el mar de Castilla, le dicen.

Un cráneo de un metro y medio, titulado 'De muerte', se recorta contra las aguas alucinantes del embalse.

Un cráneo de un metro y medio, titulado ‘De muerte’, se recorta contra las aguas alucinantes del embalse.

Paseando por la ruta de las Caras, que así se llama, se descubren rostros de lo más variopinto. Está el risueño Krishna (no iba a llorar, teniendo 18.000 concubinas) y está el adusto Chemari, un tremendo barbudo que, por imperativo de la roca donde fue cincelado, yace bocarriba, bronceándose o muerto. Hay un Maitreya y un Arjuna, un Beethoven y un Paleto, un Extraterrestre y una Dama del Pantano. Arriba, en los cortados, se halla el Chamán, el semblante mayor y de más laboriosa factura (cuatro años), y abajo, en la orilla, un cráneo de un metro y medio titulado De muerte, que paradójicamente es el único que mira a naciente. Sus creadores los incluyen en la categoría de land art. Mucho art, la verdad, no tienen, pero son pura land, tierra hecha cara, roca que acecha con cien ojos al caminante en las sombras del pinar, cual pirámide maya devorada por la selva, o contempla con hipnotizadora fijeza de moái las aguas del embalse, que son de un azul fantástico, como el cian de las artes gráficas, perfecto para colorear este cuadro esotérico, y un poco kitsch, de la Alcarria.

'Krishna', uno de los 18 grandes rostros que hay esculpidos en la ruta de las Caras, cerca de Buendía.

‘Krishna’, uno de los 18 grandes rostros que hay esculpidos en la ruta de las Caras, cerca de Buendía.

Cómo llegar. Buendía dista 70 kilómetros de Guadalajara y 100 de Cuenca. Desde ambas capitales se va por la N-320 hasta Sacedón y luego por la CM-2000. Al paraje donde se encuentran las caras se puede acceder en coche siguiendo el camino asfaltado que lleva hacia la zona de acampada La Cespera y desviándose luego (a 400 metros del pueblo) a la izquierda por una pista de tierra. Otra opción es acercarse dando un paseo de tres horas de duración (10 kilómetros, ida y vuelta por el mismo camino), tal como se describe en la ruta 414 de www.excursionesysenderismo.com. Comer y dormir.

La Casa de las Médicas (www.mevoydecasarural.com): en el casco viejo de la villa medieval, habitaciones decoradas con trampantojos y suites con jacuzzi y chimenea; además, asados en horno de leña y buenos pescados, servidos en una antigua bodega. Mariblanca: hotel sencillo y económico, de dos estrellas, con restaurante de cocina casera, cuya especialidad es el cabrito al horno.
Más información. Turismo de Castilla-La Mancha y www.rutadelascaras.com.

fuente: http://elviajero-digital.com/

You must be logged in to leave a reply.